Comidas saludables para adultos mayores / tercera edad / ancianos

Si estas buscando comidas saludables para adultos mayores / tercera edad / ancianos, nosotros elaboramos comidas especiales para adultos mayores contemplando sus patologías, gustos, dificultad de masticación y requerimientos médicos particulares. 

Tenemos varios clientes adultos mayores y sabemos como tratarlos. Además tenemos varios pacientes derivados de sociedades medicas que llevan su tratamiento con nosotros porque los profesionales de las mismas nos recomiendan y también hijos que cuidan de sus padres a distancia con nuestra propuesta


Por más info ver en 



A nuestros clientes Adultos Mayores y sus familiares queremos comunicarles:

Si desean como hijos tener el control y seguridad de la alimentación de sus padres, pueden ustedes directamente encargar los pedidos como lo hacen siempre por teléfono o vía email. Sabiendo que reciben así cuidan de que ellos no pidan algo que no puedan comer. 

Nuestro servicio de viandas es una buena solución porque como saben bien a cierta edad la cocina representa un verdadero peligro ya que : 

- Se pueden cortar con cuchillos
- Quemar con fuegos o líquidos hirvientes sea agua o aceites
- Alguna fuga de gas imprevista 
- Electrocutarse por las manos mojadas enchufar algún electrodoméstico o tocar la heladera
- Ingerir por error algún producto toxico o algún alimento en mal estado
- Resbalarse porque el suelo puede estar húmedo o volcarse algún liquido 

Ademas de los peligros de la cocina esta lamentablemente el de la inseguridad por salir a la calle a hacer los mandados al super. Donde los pueden empujar, lastimar y robar. Es una triste realidad pero es real, sucede habitualmente. También en el supermercado, generalmente terminan comprando maso menos lo mismo de siempre, gastando mucho mas de lo que deberían y comiendo muy mal. Como consecuencia de dicha mala alimentación les trae trastornos alimenticios y nutricionales severos que luego son difíciles de revertir. 

Otro tema que les facilita es el tener a mano las comidas prontas para consumir en el freezer o heladera. Por ejemplo si alguien cuida a tus padres mientras trabajas, lo único que tiene que hacer esa persona nada mas es poner la vianda en el micro, calentar unos minutos, luego servir y disfrutar. 

También ahorras un montón de dinero porque si le piensas pagar a un chef especializado que cocine en tu casa las comidas especiales con todos los cuidados que tienen que tener (cuidando de las patologías, gustos y requerimientos), tendrás que pagarle todos los impuestos que corresponden, pagar todas las materias primas, luz, gas, lidiar si te cumplen o falten y un montón de cosas mas ... 

En fin, parecen tonterías pero si lo piensas bien, no lo son para nada...

Con nuestro servicio como ves, se solucionan todos estos problemas. 

Si no saben utilizar este medio (internet) para hacer sus pedidos por e-mail, tenemos por costumbre en el envío del primer pedido, enviarles un menú impreso (eso en caso de no interaccionar varias patologías ya que en varios casos se le adaptan los menúes y arman diferentes propuestas según el caso particular) para que puedan elegir sus menúes con tiempo y realizar el pedido telefónicamente. 

Luego también pueden optar por elegir los menúes, anotarlos en una hoja, dárselos al repartidor el cual lo hará llegar a la empresa y desde la misma se le comunicara el día y la hora que se le hará la próxima entrega. 


La alimentación y nutrición es fundamental en esta etapa de la vida, ya que posibilitara mantener y preservar la salud, así como limitar complicaciones que son frecuentes en la tercera edad.

Una buena alimentación saludable es muy importante en cada una de las etapas de nuestra vida, desde la infancia hasta la vejez. 

Los aspectos básicos de una dieta son los mismos a lo largo de nuestra vida, pero las necesidades nutricionales individuales cambian a medida que vamos envejeciendo. 

Además, la correcta absorción de los alimentos puede verse afectada por alguna enfermedad. 

Hay estudios que demuestran que una buena dieta en la tercera edad, reduce el riesgo de osteoporosis, hipertensión arterial, enfermedades cardíacas y algunos tipos de cáncer. 
A medida que envejecemos, se necesita menos energía. Pero aún así necesitará la misma cantidad de nutrientes en los alimentos.

Los adultos mayores necesitan los mismos nutrientes (proteínas, carbohidratos, grasas, vitaminas y minerales) que los jóvenes, pero en cantidades diferentes. Algunos pueden ser más necesarios que otros. Además, para los adultos mayores la fibra es esencial para mejorar la digestión y evitar el estreñimiento.




Conforme envejecemos, requerimos menos energía (calorías) que cuando éramos jóvenes. Esto se debe a que los procesos naturales del organismo requieren menor energía cuando disminuye la actividad física y hay una menor masa muscular. 

En esta etapa, el apetito, así como la cantidad de alimentos ingeridos tiende a declinar, por lo que debe tenerse especial cuidado de entregar una dieta balanceada y atractiva que aporte una nutrición equilibrada y saludable. Cuando los adultos mayores incorporan dietas saludables pueden revertirse o retrasarse muchos de los cambios asociados al proceso de envejecimiento, asegurando de este modo, que muchos de ellos puedan continuar viviendo en forma independiente y disfrutando de una buena calidad de vida, que les permita compartir activamente dentro de la familia y de la comunidad.

En lo posible deben comer cuatro veces al día: desayuno, colación a media mañana, almuerzo, merienda y cena. Las personas mayores suelen no comer en la noche, sin embargo, es importante mantener siempre una comida liviana al atardecer que evitará un largo período de ayuno y mejorará una serie de funciones metabólicas en el organismo.

Aunque los requerimientos calóricos varían de acuerdo con la edad y al nivel de actividad, un adulto mayor requiere alrededor de 1.600 calorías diariamente, que deben elegirse cuidadosamente procurando que aporten los nutrientes necesarios.




Pirámide de la alimentación saludable para mayores de 70 años. 
Tomada de Guía de la alimentación saludable. Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC), 2005



Para mantener una Vida Saludable Recomendamos:

– Realizar actividad física regular y mantenida en el tiempo según su tolerancia. 
Por ejemplo, caminatas con vecinos o amigos. Los nietos suelen ser una estupenda compañía.

– No fume.

– Deje sólo para ocasiones especiales la ingesta de bebidas alcohólicas y consúmalas siempre con suma moderación. No debe suponer más 20-30 g diarios o, lo que es lo mismo, unos dos vasos de vino/cerveza al día.

– La sal y el sodio, cuyo consumo no debe exceder los 6 g al día para la sal y los 2400 mg/día para el sodio.

– Consuma en forma abundante agua (mínimo de 2 litros o 8 vasos por día). Las personas mayores son más vulnerables a la deshidratación como resultado de una disminución de la función del riñón y porque tienen un menor contenido de agua corporal. Debe recomendarse que se consuma bastante líquido, al menos que esté contraindicado por problemas renales o cardíacos.

– Controle y mantenga un peso adecuado para la edad (evite el sobrepeso y la obesidad).

– Mantenga una Alimentación Saludable (dieta equilibrada, variada y moderada) y un orden en los horarios de las comidas (organice un cronograma de horarios y respételo).

– Las grasas saturadas y el colesterol, siendo su consumo recomendado un 7-8% de la energía total para las grasas saturadas, y menos de 300 mg al día en el caso del colesterol. 

–  Los azúcares refinados o simples, cuyo consumo no debe suponer más del 10% de la energía total de la dieta.

– Consuma diariamente leche descremada enriquecida en Calcio, deslactosada, si es necesario, o reemplácela por otros productos lácteos. El Calcio es necesario para evitar la osteoporosis. Los productos sin lactosa (deslactosados) presentes en los supermercados son una buena alternativa para los que presenten molestias digestivas producidos por la lactosa como flatulencia y malestares. Un aporte adecuado de lácteos es también una buena fuente de proteínas que contribuirá a evitar la pérdida de masa muscular.

Evite el consumo de carnes rojas y grasas, prefiera el consumo de pescados que contengan ácidos grasos omega 3 como: atún, salmón o merluza; y carnes blancas porque son ricas en proteínas necesarias para reparar y renovar los tejidos.

– Coma en forma abundante verduras y frutas ricas en vitaminas, sales minerales, antioxidantes y fibra.


Fuentes: 

InfoAlimentacion.com (Guía de Orientación Nutricional para personas mayores) 

Inta.cl (Alimentación y Vida Saludable en el adulto Mayor)

Alimentosysalud.cl (Nutrición del Adulto Mayor)

Nlm.nih.gov (Nutrición para personas mayores)








Quiero hacer mi pedido, ¿como hago?


Para saber como hacer el pedido

COMO PEDIR  <<= Haz clic en el enlace



Gracias por leer nuestro blog, participar y compartir en sus redes sociales. 

Si te ha gustado este artículo, si te fue útil en algo o conoces algún adulto mayor que necesite de nuestro servicio entonces compártelo con tus contactos. 


Muchas gracias y hasta la próxima!



4.90/5 – 9789