Alimentación Sana: ¿Qué debe contener un menú saludable?

El interés por alimentación saludable va en aumento dado a que cada vez se conocen más efectos perjudiciales para la salud de una mala alimentación diaria, basada en comida chatarra (comidas rápidas, procesadas o refinadas).

Lo primero que hay que hacer para comenzar a presentar menúes saludables en nuestras casas es planificar. Eso ayudará a saber qué preparar cada día, armar una lista de compras y finalmente comprar sólo aquello que necesitamos y no dejarnos tentar por el resto de los alimentos considerados “poco saludables”.

Lo ideal es que planifiquemos por lo menos 4 comidas diarias, ya que pasar muchas horas sin comer o saltear comidas no favorece nuestra salud, ni mucho menos en las dietas para bajar de peso.

El desayuno, el almuerzo, la merienda y la cena no deberían de faltar en nuestro día a día, y cuando las horas entre comida y comida se nos distancian mucho se puede incluir alguna colación entre hora que pueden ser una fruta o alguna barra de cereales.

Un menú saludable se le llama a un menú que es balanceado/equilibrado, nutritivo y que no presenta ni carencias ni excesos de ninguno de sus componentes. Lo ideal es que sea adaptado a su perfil nutricional. 

Comer sano es rico. Ignore el mito falso de que comer sano es feo y para personas enfermas con problemas de salud. Una vez comiences a alimentarte de forma saludable, se verá y sentirá muy bien en poco tiempo. Una alimentación adecuada previene y controla los factores de riesgo que afectan el corazón como diabetes, hipertensión, obesidad y colesterol elevado. 


¿Que componentes debe incluir un menú saludable?

– Proteínas: derivadas de los lácteos, carnes o huevos, mientras que los vegetarianos pueden adquirilas de las legumbres.

– Hidratos de carbono: se adquieren de los cereales, preferiblemente integrales, y puede ser en forma de pan, galletas, pastas, y otros derivados.

– Grasas saludables: se pueden adquirir de los frutos secos, el aceite de oliva o el pescado azul.

– Líquidos: lo mejor que podemos consumir para hidratar al organismo es agua, también se puede agregar té o jugos naturales sin azúcares agregados.

– Vitaminas y minerales: la mejor fuente de estos nutrientes son las frutas y verduras, la OMS recomienda incluir un mínimo de cinco frutas o verduras diarias y en nuestro menú de cada día.




¿Que componentes no son recomendados en un menú saludable?

- Productos con grasas trans y saturada: Si en los ingredientes aparece margarina, oleomargarina, shortening, grasa animal, aceite vegetal hidrogenado o parcialmente hidrogenado, aceite de palma o manteca. Estos se suelen encontrar en los panificados, galletitas, alfajores, budines, galletas, snacks, bizcochos, tortas fritas y pasteles.

- Productos con mucha sal: de copetín, chips, snacks, mani salado, fiambres, panchos, embutidos, caldos en cubos y sopas concentradas.

- Productos com mucho azúcar: bebidas gaseosas, jugos, jugos en sobre, postres y golosinas.

- Bebidas alcohólicas: tienen muchas calorías, aumentan el peso y son perjudiciales para la diabetis, la hipertensión y el colesterol.


En muchos casos no se cuenta con el tiempo suficiente para planificar o no se sabe cómo se deben combinar los alimentos, para eso existe nuestro servicio único en el mercado de viandas saludables personalizadas. 

Elaboramos comidas ricas, caseras y sanas adaptadas a sus patologías, gustos y requerimientos médicos supervisadas por nutricionista. 


Quiero hacer mi pedido, ¿como hago?

Para saber como hacer el pedido



COMO PEDIR  <<= Haz clic en el enlace